Desde 1986 estamos informando dia a dia

FM Cosmos - 91.7 Mhz - Aimogasta, Provincia de la Rioja

POR QUÉ EL IPHONE 8 PROBABLEMENTE SEA LA MEJOR OPCIÓN DE LA GAMA APPLE

shadow
La llegada de nuevos modelos con distintas fechas de lanzamiento pone en aprietos a los interesados en actualizar su iPhone

El nuevo modelo 8, recientemente presentado por el CEO de la firma Tim Cook, llegó con la misión de "calentar la cancha" y generar más expectativa por el modelo X — o "Ten," como su fabricante prefiere que se lo nombre—.

Sus características son más evolutivas que revolucionarias, lo que no implica que, de cualquier manera, conviertan esta nueva versión en una opción sólida dentro del mercado de los smartphones premium y a un precio relativamente razonable para un producto de la manzana.


Phil Schiller, vicepresidente de Apple, durante la presentación del iPhone 8 en Cupertino, California (Reuters/Stephen Lam)
Phil Schiller, vicepresidente de Apple, durante la presentación del iPhone 8 en Cupertino, California (Reuters/Stephen Lam)


El modelo, evaluado por Infobae, cuenta con una pantalla de 4,7 pulgadas, capacidad de almacenamiento de 64 GB y cámara de 12 MP. Su precio en los EEUU, bajo contrato, es de USD 699, una cifra razonable, si se tiene en cuenta que los últimos modelos de Samsung superan en promedio esa cifra y sin considerar siquiera los USD 1.000 que costará el X, que tiene fecha de lanzamiento para noviembre.

¿Cuáles son los aspectos más destacables de la última versión? Sin lugar a dudas, su nuevo diseño con la parte trasera de vidrio, una mejor versión de lo que Apple asegura es la "cámara más popular del mundo", el chip más potente e inteligente usado hasta el momento en un smartphone, la nueva función de carga inalámbrica y experiencias de realidad aumentada, anticipa la supuesta masificación de una tecnología que hasta el momento no logró conquistar a seguidores en cantidades relevantes.



Schiller fue el encargado de presentar la versión que ya está a la venta del smartphone más famoso del mundo (Reuters/Stephen Lam)
Schiller fue el encargado de presentar la versión que ya está a la venta del smartphone más famoso del mundo (Reuters/Stephen Lam)

Afirmaciones como "el vidrio más resistente usado en un smartphone hasta ahora" son típicas de un fabricante que, históricamente, se ha caracterizado por su estatus cuasi divino, y seguramente tendrán que pasar algunas semanas hasta que los usuarios del nuevo modelo comiencen a compartir sus experiencias de uso en redes.

Pero más allá de la pantalla Retina HD con True Tone y su amplia gama de colores, el nuevo modo Retrato del iPhone 8 Plus que permite tomar primeros planos más nítidos y aprovechar nuevos efectos de iluminación incluso antes de tomar la foto, el modelo de Apple realmente no necesitaba de mucho para continuar alimentando la sed de novedades de su enorme base de seguidores, con características prácticamente de culto.

La cuestión será hasta cuándo la firma de Cupertino podrá dormirse en sus laureles, pero la cuestión, principalmente, es si el modelo X realmente será un digno heredero de aquel pequeño e imperfecto modelo inicial, el cual probablemente nunca llegue a ser superado en importancia, por más emojis escatológicos animados o cuestionables sistemas de reconocimiento facial que el fabricante logre idear.


Al igual que los herederos de un imperio de alcance internacional, vástagos reales y cualquiera que deba suceder a un hombre o una mujer que haya logrado dejar su marca en la historia mundial, cada nueva versión del smartphone más reconocido del mundo carga con el enorme peso de tener que ser más revolucionario e innovador que aquel modelo que nació hace diez años para cambiar para siempre la vida de millones, independientemente de que sean usuarios Apple o no.

Nada destaca mejor la importancia del iPhone para nuestra generación que el libro The One Device (o El único dispositivo) firmado por Brian Merchant, editor de la prestigiosa publicación Motherboard, además de la sección de ciencia y tecnología de Vice y fundador de Terraform, una plataforma online de ficciones.


El autor ha publicado en medios como The Guardian, Slate y Fast Company, entre otros, y hace hincapié en cómo el invento del genial y adelantado a su época Steve Jobs —creador, junto con su equipo de mentes brillantes— se ha convertido en nuestra principal fuente de información, comunicación y entretenimiento.

Como si fuera poco, hoy los iPhones —o cualquier teléfono inteligente en su defecto— son nuestra principal conexión con el trabajo y nuestros seres queridos. Pero ¿cómo fue que el iPhone transformó al mundo e hizo de Apple la compañía más valiosa del mundo?


El 9 de enero de 2007, Jobs subió al escenario de un evento bautizado Macworld, luciendo su tradicional uniforme compuesto por un sweater cuello de tortuga negro, jeans y zapatillas blancas. "De tanto, en tanto, un producto revolucionario llega para cambiarlo todo", sentenció ante la mirada atenta de todo el auditorio.

"Bueno, hoy presentaremos tres productos revolucionarios, cada uno en su categoría. El primero es un iPod con controles touch. El segundo es un teléfono móvil revolucionario. Y el tercero es un dispositivo conectado a Internet. No son tres dispositivos separados, es uno solo; y lo llamaremos iPhone" dijo Jobs.

Merchant señala en su libro que el iPhone se ha convertido en la estrella número uno del mundo de tecnología de consumo desde ese día. Incluso excede esa nada despreciable categoría para consagrarse como el producto de retail más relevante a nivel global. El autor no duda en expresar que el dispositivo de Apple podría ser, sin lugar a dudas, el producto culmine del capitalismo como forma de sociedad.

Solo basta recurrir a las cifras de venta de los bienes de consumo más exitosos del mundo. ¿El auto más vendido? El Toyota Corolla, con 43 millones de unidades. ¿La consola de videojuegos más vendida? Esa es la Sony PlayStation, con 382 millones de unidades. ¿La saga literaria más exitosa? Harry Potter, con 450 millones de libros. Nada se le acerca al iPhone, con más de mil millones de unidades vendidas a la fecha.


Cómo si no fuese suficiente, el autor destaca que el iPhone es también el producto al que más se mira fijamente. Según Nielsen, los norteamericanos pasan 11 horas al día frente a distintas pantallas. El iPhone logra capturar a 4,7 horas de ese total. Además, el 85 por ciento de los estadounidenses asegura que los dispositivos móviles son una parte central de su rutina diaria.

Los teléfonos inteligentes tomaron control del mundo y muchos todavía no se han dado cuenta de lo importantes que son para vivir la vida en el mundo actual. Las computadoras de escritorio pasaron a caber en nuestros bolsillos, bolsos y mochilas. Con el acceso a Internet llegaron los mapas, las cámaras, streaming de video, búsquedas de Google, juegos y, más recientemente, las redes sociales y apps como Uber y Airbnb.